lunes, 22 de marzo de 2010

Autoridad no es una mala palabra


“La autoridad, no el autoritarismo, es imprescindible en una buena educación. Autoridad viene del latín «augere», significa ayudar a crecer. Hoy día hablar de disciplina, de horarios, de orden, es ir contra corriente, se ignora la importancia de los límites, del saber decir sí o no, de acuerdo con unas normas básicas. Hay quien cree que la permisividad guarda relación directa con el amor, y no es cierto. En el fondo prevalece el egoísmo, la comodidad; es más fácil no enfrentarse al niño y decir sí a todo, evitando la lucha permanente. No advierten que están criando a un salvaje que además va a sentirse infeliz. Hay chicos que dicen, «me hubiera gustado que me castigaran, que me prohibieran; habría tenido la sensación de que se preocupaban por mí».
Lic. María Isabel Menéndez Benavente, psicóloga española
http://www.paidopsiquiatria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada