sábado, 9 de abril de 2011

La ficción femenina

La ficción femenina
Mujeres superpoderosas
En el cable, nueve series protagonizadas por mujeres educadas y profesionales le dan batalla a los conflictos de género
Sábado 09 de abril de 2011 | Publicado en edición impresa.
Comentá (11) Compartir.LAS NUEVAS : Fairly Legal (Sarah Shahi) y Body of Proof (Dana Delaney), nuevos personajes femeninos. Ver más fotos.
Natalia Trzenko
LA NACION


Es noticia que Brasil y la Argentina tengan presidentas. Fue noticia que una directora de cine ganara un premio Oscar por su labor, y lo mismo pasa cuando una astronauta consigue pasaje en un viaje al espacio. Es noticia también que esta semana con el estreno de dos nuevas series en la TV paga serán nueve las ficciones protagonizadas por mujeres fuertes, independientes y maduras. Primas muy lejanas de las cuatro glamorosas de Nueva York de Sex and the City, mientras aquellas se destacaban por su capacidad para comprar y usar las mejores marcas, las de ahora se visten bien, pero eso no las define. Su identidad le debe casi todo a lo que hacen y poco y nada a lo que eligen ponerse. Profesionales respetadas en sus rubros, estas nuevas heroínas televisivas hace tiempo que dejaron atrás la adolescencia y no les importa mostrarlo.

Aunque su presencia simultánea en la TV huela a justicia de género, en realidad habría que preguntarse por qué es que no llevamos la cuenta cuando los presidentes, los directores, los astronautas y los personajes de ficción son hombres. Cada nuevo caso de mujer en un lugar de poder y decisión se festeja como si fuera un paso más en contra del machismo. Lo cierto es que el verdadero signo de cambio sería que a nadie le importara el género de quien está al frente. Claro que, antes de que eso suceda, tal vez pueda interpretarse como un buen augurio que esta buena cantidad de ficciones dramáticas reconozca a las mujeres como fuerzas para tener en cuenta y que no las tome como objeto de burla y pena del modo como lo hace la comedia tantas veces. De hecho, nadie está más lejos de inspirar esos sentimientos que Kate Reed y la doctora Megan Hunt, protagonistas de Fairly Legal y Body of Proof, las ficciones que desde esta noche -la primera, a las 20, por Studio Universal; la segunda, desde pasado mañana, a las 23, por Sony- se suman a la oferta de señoras bravas del cable. Un listado que se divide entre policías agentes del orden (Rizzoli &Isles, Covert Affairs y The Closer), profesionales de la salud (Nurse Jackie y Hawthorne) y abogadas (Damages y The Good Wife).

A esa última categoría pertenece Fairly Legal, que, como su nombre lo indica, gira en torno al mundo de Kate Reed (Sarah Shahi), una abogada con padre, marido y hermano de la misma profesión, que un día advierte que la justicia no se consigue en los tribunales, sino en las salas de mediación y que allí debe estar ella. A pesar de la oposición familiar y de que la muerte repentina de su papá la obligará a ayudar a su madrastra a salvar el estudio en el que siempre trabajó.


--------------------------------------------------------------------------------

."Es un personaje con muchas aristas, y sinceramente me enamoré de sus fallas y dificultades personales. Desde un principio, le toca lidiar con la muerte de su padre, con la relación que tiene con su futuro ex marido y con su joven madrastra. Todo eso fue lo que me atrajo de Kate. Además, me pareció a pesar de todo eso, ella sigue siendo un persona encantadora", cuenta Sarah Shahi en conversación telefónica desde Los Angeles. La actriz, conocida por sus papeles en The L Word y el policial Life, consigue mostrar a su personaje en todas sus complejas facetas y, de paso, resolver un par de casos por semana. "A medida que avancen los episodios, se verá que con todo lo fuerte que es Kate al mismo tiempo tiene un costado muy infantil en la manera que trata a sus amigos y a todos los que la rodean. En mi opinión, eso deriva de que hay muchas cosas de su vida con las que ella no quiere confrontarse", explica Shahi.

Y algo parecido hace sufrir al personaje central de Body of Proof. Es que la neurocirujana que interpreta Dana Delaney (Desperate Housewives) es una profesional exitosa, capaz, sensible, pero al mismo tiempo tan concentrada en su vida profesional que termina perdiendo a su marido y hasta a su hija. Relaciones sacrificadas en el altar de su carrera, que termina abruptamente en un accidente de auto, que la dejará incapacitada para operar, la obligará a cambiar de especialidad y a dedicarse a la medicina forense.

"Este nuevo trabajo es su manera de redimirse por el modo en que vivió antes. Era muy arrogante como neurocirujana, porque es bastante inusual que una mujer de su edad se dedique a ese tipo de medicina. Tenés que ser muy fuerte y competitiva, dura incluso. Al tener el accidente, eso cambió completamente para ella y la historia arranca con ella tratando de averiguar cuál es su nuevo lugar en el mundo", explica Delany durante un encuentro con la prensa internacional en Los Angeles, del que participó LA NACION.

Algunas cosas cambian
Mientras las actrices de Hollywood parecen tener el proceso de envejecimiento detenido y prohibido por contrato, las intérpretes televisivas aparentan tener más permiso para parecerse un poco más a las que las miran del otro lado de la pantalla.

Allí está Glenn Close, en Damages, Kyra Sedgwick en The Closer y Julianna Margulies en The Good Wife, un grupo de grandes actrices con personajes que hacen juego con su talento al que ahora se suma el de Delany. Megan Hunt es una mujer madura -aunque sea antipático mencionar la edad de una dama, todas están cerca o ya pasaron la barrera de los cincuenta-, con un pasado complejo que impregna cada uno de los ámbitos de su vida, una situación tan cercana a la realidad como lo permite la lógica del drama televisivo. De hecho, en Body of Proof las que mandan son las mujeres, incluidas la jefa, la madre y hasta la hija de Megan, que la mantiene siempre a distancia, castigada por sus errores del pasado.


--------------------------------------------------------------------------------

."Los autores fueron muy generosos al permitirme opinar sobre la dinámica de esas relaciones. Debe ser porque se dieron cuenta de que las entiendo de primera mano. Tengo una madre muy fuerte y, además, en las escenas con la actriz que interpreta a mi hija me apoyaron para que fuera un poco más profundo. Son mis pasajes favoritos de todo el programa", detalla la actriz, que acaba de cumplir 55 años y que para prepararse para el papel asistió a varias autopsias en las que hasta se animó, con supervisión médica, a usar el escalpelo.

Mientras las amas de casa de Desperate Housewives están cada vez más desesperadas en su laberintos de telenovela, las mujeres educadas cuyos mundos no se reducen a un par de cuadras y a los chismes de supermercado les van ganando terreno en una TV que está cada vez más decidida a dotar a sus personajes femeninos de profundidad y más razón de existir que un hombre y un buen par de tacos, por más lindo que sea contar con uno y otro en sus vidas.

"Me encanta la cantidad de mujeres fuertes que hay hoy en día en la televisión. Las mujeres, a través de la historia, desde el comienzo de los tiempos, inspiraron a los artistas y hasta pelearon guerras en su nombre. Sin embargo, siempre quedamos tras bambalinas. Ahora, lentamente, estamos empezando a probar que nos merecemos y podemos estar en el centro de la escena tanto como los hombres. Me parece que está buenísimo mostrar un personaje como Kate, cuya meta no es conseguir un hombre ni tener un bebe ni casarse. Ella es una mujer como cualquier otra, que lucha por obtener las cosas que quiere conseguir con su vida, igual que vos y yo. Creo que es un gran ejemplo de lo que las mujeres pueden lograr en el mundo de hoy en día", concluye Shahi desde Hollywood. Un lugar que no suele encabezar las batallas por la igualdad de género, pero que, casi sin querer, desde la televisión aportó un granito de arena para conseguirla.

DAMAGES
Con Glenn Close como Patty Hewes

Profesión: abogada
.

Cargo: es la dueña de un influyente estudio que lleva su nombre
.

Estado civil: en proceso de divorcio
.

Hijos: tiene un pésima relación con su único hijo, Michael
.
Domingos, a las 21, por AXN

HAWTHORNE
Con Jada Pinket Smith como Christina Hawthorne

Profesión: enfermera
.

Cargo: jefa del hospital James River
.

Estado civil: viuda y comenzando una relación con un médico
.

Hijos: una hija adolescente
.
Viernes, a las 21, por LIV

RIZZOLLi & ISLES
Con Angie Harmon y Sasha Alexander

Profesión: Rizzolli es policía; Isles es médica
.

Cargo: detective y forense, respectivamente
.

Estado civil: solteras
.

Hijos: no
.
Miércoles a las 21, por SPACE

THE GOOD WIFE
Con Julianna Margulies

Profesión: abogada
.

Cargo: empleada de un estudio
.

Estado civil: en proceso de reconciliarse con su marido infiel
.

Hijos: dos adolescentes que cuestionan todas sus decisiones
.
Miércoles a las 22, por UNIVERSAL CHANNEL

Covert affairs
Con Piper Perabo

Profesión: agente de la CIA
.

Cargo: aprendiz que abandono la Academia un mes antes de terminar su entrenamiento por pedido de los jefes
.

Estado civil: soltera
.

Hijos: no
.
Martes, a las 21 por AXN

NURSE JACKIE
Con Edie Falco

Profesión: enfermera
.

Cargo: la más veterana del servicio
.

Estado civil: casada, pero lo oculta en su trabajo
.

Hijos: tiene dos hijas en edad escolar, que resienten su dedicación al trabajo
.
Domingos, a las 21 por STUDIO UNIVERSAL

THE CLOSER
Con Kyra Sedgwick

Profesión: policía
.

Cargo: Subcomisaria de la división de homicidios
.

Estado civil: comprometida
.

Hijos: no

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada