martes, 4 de enero de 2011

Consejos femeninos de Titina Penzini

Parte de entrevista y contenido del libro de Titina Penzini

Como un abrebocas antes de la publicación de su libro, Penzini ofreció a Todo en Domingo algunas de sus recomendaciones sobre lo chic, "que no tiene nada que ver con el glamour, concepto que me choca que me atribuyan, sino con algo mucho más sobrio y elegante".

La edición del clóset: Así como lo oye. Según Titina Penzini, un clóset puede (y debe) ser editado, como si estuviéramos hablando de un video que se va a colgar en You Tube. "Guardas ropa vieja que nunca te vuelves a poner, porque la asocias con recuerdos horribles, o cambiaste de talla", aconseja la diseñadora de joyas. "Asume que no te la vas a poner, regálala, remátala, haz una venta, pero sácala, porque te ocupa un espacio valioso, y si te pones esa ropa, ten la certeza de que te verás mal. Coloca un espejo de cuerpo entero en tu cuarto, y pruébatelo todo, como ese pantalón que te queda horroroso y sabes que nunca volverá al show de tu vida. Gracias a Dios, yo tengo un arco iris de mujeres a las que regalo ropa, porque sé lo que le queda a cada una. Esto no quiere decir que debes gastar miles de bolívares en ropa nueva. Al revés: si consigues esa chaqueta básica tipo smoking, con la hombrera bien marcada, fácil te durará 10 años, te la vas a poner con la camisa de moda, el top, el corsé, la falda. Aprende a divertirte con los elementos básicos infaltables del clóset: el blue jean, el panta- lón cigarette o tubo, el pantalón satinado para la noche, la falda cigarette, la maxifalda para combinar con tops y convertirla en vestido largo, el smoking feme- nino, el trench o impermeable sexy, la franela blanca o negra que te puedes poner con collar o lo que te dé la gana".

· El primer mandamiento: "La mujer perfectamente vestida y arreglada para cada ocasión tiene más probabilidad de triunfar que una mujer sin producción.

No puedes ir a un matrimonio de playa con stilettos o zapatos de patente, o llevar sandalias a Bogotá, o ponerte lentejuelas de día, o ir a una fiesta con colita y mechones agarrados con ganchos. ¿Qué te cuesta secarte el cabello? Nada peor que un aspecto inapropiado para un determinado surrounding. Todo en la vida es: proporción y contexto".


· Lo inconcebible: "Lentes de contacto de colores, uñas postizas kilométricas, dibujitos en las uñas, cejas tatuadas, labios tatuados, traje de baño bordado para bañarse en la playa, el hilo dental que te sobresale el jean y sale asomado. Todo eso es 01".


· El escote: "La mayoría de las mujeres no se cuida el área del escote en términos solares, están llenas de manchas y parecen un caimán o un sapo. Cuando se juntan con los implantes, entonces tenemos manchas siliconizadas, algo horroroso. Después de cierta edad, el escote pierde firmeza: ¿Para qué enseñar lo que a nadie le interesa ver? Un implante exagerado no es chic, y uno en el trasero, mucho menos. Díganme anticuada, pero la mujer ha dejado de respetar su cuerpo y la idea de ser femenina y elegante. Ojalá mi libro 100% chic contribuya para algo".


· Seguid el ejemplo: "Carolina Herrera, Mayela Camacho, Alicia Estrada, la fallecida Nena Gorrondona de Revenga, Stefanía Fernández, Norelys Rodríguez, Nohely Arteaga, Ly Jonaitis, Alexandra Braun, María Antonieta Duque y Daniela Kosan son algunos ejemplos de gente chic.

Creo más en la intuición de mis amigas que en cualquier revista, porque nada mejor que la experiencia vivida. Sin embargo, no está de más repasar la Vogue francesa".


· Ropa interior: "Comprarla no es un fastidio, es una inversión.

Te vas a sentir mil veces mejor con un sostén que te quede mejor y una pantie linda que con una pantaleta ruyía. Igual con la ropa de gimnasio".


· La mini: "Ponte frente al tribu- nal del espejo y sincérate con el estado de tus piernas. Nadie quiere ver várices, piernas gordas, mal depiladas o deshidratadas. La media es un gran aliado de la mujer. Si tienes el antojo horrible de la minifalda, prueba con unas medias negras tupidas y unos súper tacones".


· Accesorios: "Balancea, balan- cea. Si me pongo un gran collar, no tengo por qué ponerme grandes zarcillos. Y si es un brazalete, no tengo por qué llevarlo con una gran sortija".


· Tacones: "Yo tampoco sabía caminar con tacones, y los suelo reservar para la noche, porque de día me incomodan. ¡Pero cómo cambian todo! Son, sin duda, el arma más poderosa de una mujer. Ensaya con tacones cada vez más altos hasta que te acostumbres".


· Blackberry: "¡Qué feo se ven dos amigas cenando, que tienen tiempo sin verse, y con aquella vaina pegada a los dedos. No lo uses en un restaurante.

El Blackberry te mantiene cerca de los que tienes lejos, pero lejos de los que tienes cerca.

Las extrovertidas en el chat apenas saben mirar a la gente a los ojos".


· Automercado: "No es concebible que te sorprendan mamarracha en un automercado. Nunca sabes a quién vas a encontrar, o qué va a pasar en el día. Yo a las ocho de la mañana ya estoy de punta en blanco".


· La primera cita: "Cuando salgas por primera vez con ese hombre que te gusta, escúchalo mientras habla. No te pongas esas plataformas corridas y esas botas negras con cosas raras que a ellos les espantan. Trata de ser femenina, con materiales suaves como seda o kashmir, con un jean y un top bonito, pero no con aquel tetaje al aire".


· Pasada de tragos: "Cómete algo de proteína que no engorde en la casa antes de tomar en la noche: un jamoncito de pavo, un queso paisa. Y toma mucha agua entre trago y trago, para bajar el grado alcohólico".


· Lo portátil: "Lleva siempre, siempre, accesorios extras en la cartera, porque no sabes cuándo te van a llamar para decirte: `Vente para acá’. También debes tener una carterita tipo sobre, por si no te da tiempo de ir a la casa: salir de noche con la misma cartera con la que estuviste todo el día es horroroso".

· Ropa inapropiada: "A todos nos va a pasar que alguna vez tenemos la ropa inapropiada en el sitio inapropiado. ¡Inventa! Di que te agarró la cola y no te dio tiempo de ir a cambiarte, o que debes ir después a un matrimonio. Son mentiritas blancas, pues nunca, nunca, debes quedar ante las demás como una loca".


· Los años: "¡Disfruta cada edad! Es horrendo cuando la mamá de la novia se quiere ver jovencita o robarse el protagonismo en una boda, en vez de asumirse como toda una señora".


· Cremas de noche: "Usa la mis- ma crema de cara en el escote, no hay otra. Nunca, nunca, te acuestes con maquillaje: son tres años de vejez prematura. Nutre tu piel por dentro y por fuera".


· Pies y rodillas: "Exfoliar, exfo- liar, exfoliar. ¡Cuántas mujeres tienen unas piernas bellísimas con unas rodillas horrorosas! Usa piedra pómez en los talones, y piedra pómez, aceite de bebé y limón en las rodillas. Eso me lo dijo Osmel (Sousa), el ojo más clínico de todo el planeta Tierra.

Me dijo que yo debía rebajar las batatas, y me fui con mi neopreno a darle la vuelta a toda La Caracola en Margarita".


· Cortesía: "Todo el mundo me- rece el mismo respeto, no trates despóticamente al parquero o al mesonero. No le digas `papá’, `mamá’, `jefe’ ¬quizás el más aceptable¬, `varón’ o `primo’ a un desconocido. Yo siempre digo: `Mire, señor’. A mí me conocen y me adoran todos los parqueros de Caracas, pues los trato como a unos caballeros de la mesa redonda".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada